Imprimir

La unidad educativa LA ZARAGOZA, caserío Palo Verde, población Sanare, Municipio Andrés Eloy Blanco, Estado Lara, Venezuela

Escrito por Hermano Antón Marquiegui, abril 2013. Publicado en Centros

Fundada oficialmente el año 1991
Entidad Titular responsable de la Unidad Educativa La Zaragoza (en adelante UELZ): Unión Campesina de Palo Verde.

Relación con la misión lasallista:

El año 1989 el hermano Antón Marquiegui era el director de la Pre artesanal Hermano Juan, centro lasallista que desde 1963 funciona en la zona Oeste de Barquisimeto, y a su vez era el presidente de la Seccional Barquisimeto de la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC).
Miembros de la Unión Campesina de Palo Verde (UCPV) con quienes el hermano tenía vínculos de amistad y de trabajo en educación popular, le solicitaron una ayuda para lograr solucionar un problema en el caserío rural en donde vivían por cuanto el crecimiento demográfico no había sido acompañado con el crecimiento de los servicios públicos, sobre todo el de educación. La escuela nacional local no crecía y habían agotado todas las instancias gubernamentales para que les dieran respuesta positiva.

El hermano Antón les expresó que si se hacían responsables de fundar una escuela les ayudaría a lograr una subvención oficial para su funcionamiento, ya que la AVEC tenía ese programa pautado en convenio con el Ministerio de Educación. La sorpresa de los campesinos ante ese reto les llevó a dar un lapso de espera para consultar con los otros miembros de la Unión.

A la semana regresaron con respuesta afirmativa. “Si tú nos ayudas nosotros ponemos todo lo que esté de nuestra parte”. Claro, no tenían experiencia de iniciativas pedagógicas y escolares, pero sí tenían claro la gran necesidad, el tipo de escuela que no querían para sus hijos, y cómo les gustaría que fuera.

Fuimos colocando en blanco y negro estas ideas y al final salió el proyecto de una Escuela campesina de los campesinos para los campesinos en donde se potenciarían los valores del trabajo agrícola y el cuidado de la naturaleza, la escuela sería llevada de una forma comunitaria y en relación permanente con el caserío Palo Verde.

Los burócratas ministeriales no se lo creían, pusieron las cien mil trabas y exigencias. Se fueron solventando una a una y eso llevó dos años completos. En ese largo tiempo de espera tanto los niños, niñas y maestras figuraron como una, o dos, “clases foráneas” de la Pre Artesanal Hermano Juan, como núcleos rural. Los alumnos estaban inscritos, los docentes recibían sus salarios y se contaron sus años de servicio docente para el escalafón. No era muy ortodoxa la fórmula, pero siempre se adujo que el derecho a la educación está por encima de normas y formalismos legales. “Que no era un procedimiento legal”, “que era una escuela ilegal”, etc. ante eso se ripostaba que “Si la escuela es ilegal porque no tiene los “papeles”, entonces todos los ciudadanos somos ilegales al nacer, porque nacemos antes de sacar la partida de nacimiento”.

En 1991 se “independizó como escuela autónoma”. Hoy atiende a 256 niños, en educación preescolar, primaria y secundaria (hasta grado 9), entre los que se encuentran niños con necesidades especiales tanto visuales como motoras. Se preparan para ampliar la oferta educativa hasta terminar la secundaria (grado 12) con mención de agroecología. Siguen recibiendo financiamiento público a través de la AVEC.

En todo momento, con algunos altibajos, la Escuela ha recibido, apoyo, orientación y acompañamiento por parte del distrito lasallista de Venezuela. Hemos utilizado el término de “una escuela hermana”.