Imprimir

Análisis de un Lasallista sobre La Educación que Impartimos

Escrito por Hno. José Pereda Núñez. Publicado en Pedagogía

Consciente de una situación de incertidumbre, confusión y lucha por intereses que se vive en el área educativa del país, me permito hacer las siguientes reflexiones:

No obstante los grandes esfuerzos que se vienen realizando por mejorar la educación en el País, La Salle comparte la insatisfacción generalizada que en este momento vive el proceso educativo venezolano, en cuanto a la baja calidad de la educación que se imparte, sus crecientes costos, los altos índices de deserción y exclusión, la discontinuidad en los procesos de cambio, la pérdida de pertinencia de los planes y programas educativos y la anarquía en la administración del sistema educativo.

Su énfasis, en estos momentos, debe centrarse en la defensa de los siguientes aspectos:

  • El derecho indeclinable de la familia venezolana a educar a sus hijos y a escoger el tipo de educación ofrecido ya por el Estado ya por los particulares.
  • El deber del Estado venezolano y de los particulares de impartir una educación en principios y valores ciudadanos, culturales y religiosos que se correspondan con la identidad nacional.
  • El derecho de todos los venezolanos a la participación libre, democrática y representativa en la planificación y ordenamiento de la educación del país.
  • El derecho del Estado venezolano a ejercer el control de la calidad educativa, la orientación pedagógica y el cumplimiento de las normas legales en planteles públicos y privados.
  • La recuperación y el fortalecimiento de la autoridad educativa en los planteles como garante del respeto a los derechos y deberes de los miembros de la comunidad escolar.
  • La autonomía de los centros para elaborar su Proyecto Educativo de conformidad con los lineamientos emanados de disposiciones legales, los principios filosóficos de sus instituciones animadoras y las necesidades surgidas del entorno escolar objeto de su atención.
  • El derecho de toda institución educativa a establecer normas internas de funcionamiento que garantizan una educación integral de calidad.

La Salle apoya los cambios que requiere el sistema educativo, siempre y cuando estos cambios se orienten desde los valores y la filosofía que sustentan la identidad de nuestro pueblo.

Su posición es crítica e innovadora y se enmarca dentro del respeto a la dignidad de la persona, sus sentimientos, sus creencias y sus raíces culturales e históricas.

El llamado, dirigido a las autoridades y agentes educativos del país, es a deponer actitudes institucionales o personales contrarias al diálogo y a la concertación, invitando a la suma de esfuerzos que requiere la respuesta de todos a las urgentes demandas de la sociedad venezolana.

Estoy seguro que una mancomunión de esfuerzos será capaz de descubrir cuáles son esas demandas urgentes y no habrá duda en escoger el camino más adecuado para dar una respuesta acertada.

Hno. José Pereda Núñez
20 de mayo de 2013