Imprimir

LA “COLECCIÓN LA SALLE” DEL MUSEO DE BARQUISIMETO

Escrito por Hno. José Pereda Núñez. Publicado en Noticias

La Colección La Salle es el fruto del trabajo de investigación de los Hermanos Nectario María y Esteban Basilio. Se entregó al Museo de Barquisimeto en Comodato. La Directora Milagros de Blavia se encargó de ordenar la colección, elaborar el inventario y buscar recursos para la restauración las urnas funerarias. La Antropólogo María Mercedes Monsalve elaboró una Memoria explicativa de la Colección. SmithsoniaInstitution estableció las políticas para el manejo de la Colección. El trabajo de excavaciones arquelógicas se realizó fundamentalmente en la zona de Camay-Edo.Lara.

 

Nectario  María

En 1913, llega a Barquisimeto el primer grupo de religiosos de la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, con el objetivo de fundar el Instituto La Salle de Barquisimeto. Desde sus primeros años, el Instituto La Salle mostró un gran interés por la investigación científica principalmente por la historia natural, organizando el museo que albergó por vez primer las colecciones de paleontología y zoología. El Hermano Nectario María se destacó como investigador en el campo de la paleontología y la arqueología, lo  que dio lugar al acopio de una importante colección. Exploró y excavó yacimientos entre los que se destaca el cementerio de Cerro Manzano.

Esteban Basilio

El Hermano Esteban Basilio, colaborador del Hermano Nectario María desarrolló una importante actividad investigativa en la  región de Camay, al norte de Carora. Su labor arqueológica acrecentó las colecciones iníciales excavadas por Nectario María. El Hermano Basilio organiza de manera definitiva la gran colección del Museo del Instituto La Salle de Barquisimeto. 

La Colección está compuesta de los siguientes objetos:

ARQUEOLOGÍA: POR DOS MIL NOVENTA Y TRES (2.093) objetos, registrados en 1.420 fichas, en la que se encuentran representados los materiales más frecuentes hallados en el contexto arqueológico: cerámica, piedra concha de caracol  marino y resina fósil. Queda comprendida en esta la colección de vasijas, en un número de TRESCIENTAS DIECISEIS (316) piezas con inclusión de algunos  fragmentos, SETENTA Y OCHO (78) figuras antropomorfas en cerámica y DIEZ (10) de piedra, TRES (3) representaciones zoomorfas, VEINTIDOS (22) pintaderas, CUATRO (4) sellos, TRES (3) aros, UN (1) sonajero, TRES (3) soportes de vasijas, NUEVE (9) pipas, OCHENTA Y OCHO (88) volantes de  uso cerámicos y TRES (3) líticos, DOSCIENTOS TRECE (213) collares, QUINCE (15) pendientes de concha,  VEINTISEIS (26) cubresexos de concha y DOS (2) de lignito, CINCUENTA Y DOS (52) placas líticas completas y DOSCIENTOS CINCUENTA Y NUEVE (259) fragmentos, CUARENTA Y UNO (41) 

pectorales de concha, OCHO (8) discos de concha, UNA (1) máscara, VEINTIÚN (21) puntas de piedra talladas completas y SESENTA Y UN (61) fragmentos, SEIS (6) raederas, DOSCIENTAS SESENTA (260) hachas de piedra pulida, VEINTIDOS (22) buriles completos, DIECINUEVE (19) cuchillos tranchettes, QUINCE (15) afiladores, TREINTA Y NUEVE (39) metates completos y VEINTIÚN (21) incompletos, CINCUNTA Y UN  (51) ,  manos de moler, CUATRO (4) 
morteros, QUINCE (15) majaderos, UN (1) Pseudopectoral o hacha ceremonial. NO ARQUEOLÓGICA: Por CINCUENTA (50) objetos etnográficos, TREINTA  Y UN (31) objetos criollos, TREINTA Y UN (31) posibles réplicas peruanas identificadas con las letras y números MB-CS-NA-196, UN (1) objeto histórico conocido por el nombre de “Corona del Cuatricentenario” e identificada con las letras y números NB-CS-NA-198, TRESCIENTOS TREINTA Y CINCO (335) objetos no culturales, así como SETENTA Y SEIS (76) piezas identificadas con las letras y números MB-CS-NA-001 a 032, 037,039 a 042,045,047,049,050,057 a 063,073 a 076,078  a 098,101, 103 a 105,111 y 113, y TRECE (13) pizas reconstruidas a partir de un fragmento original, identificadas con las letras y números MB-CS-NA-034 a 036.038,043,046,048 y 051 a 056. PALENTOLÓGICA. Por CIENTO NOVENTA Y SIETE (197) piezas, pertenecientes en su mayoría a las especies Haplomastodonwaringi, Toxodontidae, Megateriidae, Equus y  Eremotheriumrusconii, perteneciente al período Cuaternario y DOS (2) molares de Mamuts provenientes de Norteamérica o Euroasia.

Es necesario destacar que la COLECCIÓN ARQUEOLÓGICA está constituida de manera heterogénea en cuanto a  su procedencia geográfica, materiales y técnicas de elaboración, modo de recolección, tipo de objeto y estado de conservación, todo lo cual determina el valor museable y el uso posible de los objetos que la integran.

Hno. José Pereda Núñez