Imprimir

Solemne Celebración Eucarística del 15 de Mayo en Mérida

Escrito por Dayana Peña - Hno. José Pereda. Publicado en Noticias

El 15 de mayo día de nuestro Santo Fundador San Juan Batista de La Salle,  la familia Lasallista de Mérida se unió para celebrar la memoria del hombre por el cual hoy somos parte de esta hermosa historia.

En una Solemne Celebración Eucarística llevada a cabo en la Basílica Menor Inmaculada Concepción Catedral de Mérida y presidida por el Excelentísimo Monseñor Baltazar Porras Cardozo, los estudiantes de la U.E. La Salle Mérida y La Salle Hermano Luis juntos a los Hermanos Luis Félix Romero, Gerardo Castillo y Hernán Crespo, los equipos directivos, sociedades de padres, personal docente, administrativo, obrero y comunidad de Mérida que nos acompañó, tuvimos la oportunidad de dar gracias a nuestro Dios por tanto amor derramado sobre la obra de San Juan Bautista de La Salle y en este año, de manera especial, por la gracia de haber permitido que hace 100 años llegaran los primeros Hermanos de La Salle a nuestro país y así ser pioneros y colaboradores en la formación de los hombres y mujeres que han pasado y que hoy son parte de las obras Lasallistas.
La celebración despertó emociones y alegrías, la cual nuestro pastor animaba a seguir luchando cada día y trabajar por los niños y jóvenes. La familia Lasallista de Mérida oró también por la paz de nuestro país, por las necesidades de quienes formamos parte de esta familia y para que esta hermosa e importante Misión Educativa que llevan a cabo los Hermanos y seglares asociados en Venezuela,  siga forjando hombres y mujeres sensibles a la realidad, servidores de la sociedad, testimonios de su fe en Jesús el mejor maestro y creadores de nuevas oportunidades de vida.

Muy buena la iniciativa de celebrar la fiesta de San Juan Bautista de La Salle en la Catedral, dando así pleno sentido a nuestra labor de iglesia, y poniendo a nuestro Fundador como modelo de un santo educador que supo entender que únicamente a través de la educación es posible redimir la pobreza de un pueblo.